El amigo inseparable de las escaleras: ¡las barandillas!

Request quote

Invalid number. Please check the country code, prefix and phone number
By clicking 'Send' I confirm I have read the Privacy Policy & agree that my foregoing information will be processed to answer my request.
Note: You can revoke your consent by emailing privacy@homify.com with effect for the future.

El amigo inseparable de las escaleras: ¡las barandillas!

Marisa Alcore Marisa Alcore
 Corridor & hallway by Estudi Agustí Costa ,
Loading admin actions …

Donde se construye una, necesariamente se construye la otra. Sí, las barandillas son los amigas inseparables de las escaleras. Su porqué está claro: las escaleras nos comunican a otras plantas y las barandillas son los elementos de protección que salvan estos huecos. 

Igual que cada escalera, cada barandilla es diferente. Algunas de hierro forjado se convierten en auténticas obras de artesanía; otras, más modernas, simplemente intentan pasar desapercibidas. El mundo de las barandillas es infinito y con el tiempo ha ido buscando la manera de cumplir con la mínima expresión la función y la normativa. Altura, separación entre balaustres, separación con el suelo o resistencia: todos los parámetros están regulados según la altura del hueco a salvar y el uso del edificio. (Toda la información se puede encontrar en el Documento Básico de Seguridad de utilización en el Código Técnico de la Edificación

Por tanto, está en manos del arquitecto, combinar normativa e ingenio para conseguir los diseños de barandillas más bellos. 

Un jaula como barandilla

El primero diseño que os mostramos es esta joya de escalera. Una lámina plegada de acero da forma a las huellas y contrahuellas. Sin embargo, podemos observar que no está apoyada en el suelo, la escalera parece flotar en el espacio. 

Muchos de vosotros os estaréis haciendo la misma pregunta: ¿cómo se aguanta? ¡Gracias a la barandilla! Estos perfiles circulares de acero, soldados a los escalones, cubren toda la altura y permiten que la escalera, literalmente hablando, cuelgue de ellos. La funcionalidad de la barandilla en este caso supera los límites de lo establecido. 

La barandilla discreta

Una barandilla de vidrio es la mejor opción cuando queremos que esta pase desapercibida. Cumple su función como todas las demás. Sin embargo, resulta transparente y muy útil. Con un único paño de vidrio se resuelven todos los huecos que han de ser protegidos. 

En concreto, esta se ancla directamente a la zanca, por lo que la perfilería queda totalmente oculta. Solo el pasamanos, elemento indispensable en una escalera, se queda como un elemento visto. 

Un muro de madera

Un elemento de madera apoyado en el suelo conforma la barandilla de esta escalera, también construida en madera, pero no solo eso. También supone el elemento resistente donde esta escalera volada se ancla: pasamanos, estructura, barandilla y también almacenamiento. En la parte inferior de esta escalera el espacio se aprovecha creando diferentes células para almacenar. 

Tradición y modernidad

Un clásico de los clásicos son las barandillas construidas con hierro forjado. En este caso en concreto, cada balaustre de forja cubre toda la altura anclándose a la zanca. En su parte superior, un elemento de madera da forma al pasamanos de esta escalera, donde la tradición no está reñida con la modernidad: escalones revestidos de mármol y en el muro un original revestimiento de madera crea sinuosas curvas en un espacio de geometría recta. 

 Houses by Casas inHAUS,

Need help with your home project?
Get in touch!

Discover home inspiration!