5 averías para llamar al fontanero

Jose María Salas Vallejo Jose María Salas Vallejo
INEDIT INTERIORISTAS Classic style bathroom Beige
Loading admin actions …

En general los fontaneros tienen más trabajo en verano que durante el resto del año, y ello es debido a que en el periodo estival se ocupan casas que el resto de los meses están vacías, y ello hace que aumente el número de encargos que reciben, y por ello vamos a conocer cuáles son las averías más frecuentes con las que se encuentran.

Uno de los servicios más demandados es la reparación de fugas de agua, desde un grifo que gotea hasta una tubería que tiene una fuga de agua, la cual puede causar daños importantes en el mobiliario, por lo tanto tiene que arreglarse lo antes posible.

Los atascos son otro problema frecuente, en muchos casos los propietarios de viviendas estivales para uso propio o para alquilarlas no le prestan la debida atención al mantenimiento de las tuberías, y aunque una casa no esté ocupada los 365 días del año, pueden darse problemas de este tipo, a ello contribuye el hecho de arrojar restos de comida por el fregadero de la cocina, la acumulación puede llegar a ser tan grande que ni los productos químicos son suficientes para eliminarla, también el uso de detergente en polvo en la lavadora y el lavavajillas ocasiona atascos con el propio jabón, que hace que se forme un tapón de jabón en el desagüe.

Otro de los problemas que casi todos los fontaneros han tenido que solucionar alguna vez son las averías de las cisternas del inodoro, que dejan de funcionar correctamente por utilizar las mismas con poco cuidado.

1. Grifo que gotea

Hay una frase que resume la importancia de que un grifo no gotee, y es que un grifo goteando desperdicia más de la mitad del agua que necesita una persona para cubrir sus necesidades básicas, por ello hay que tener unos hábitos para prevenir e identificar las fugas de agua.

- Debes revisar la presión del agua, dado que una presión elevada puede originar averías y ruidos en las tuberías, ya que cuando se superan los cuatro bares de presión el agua sale con mucha fuerza, con lo cual puede estropear los grifos o provocar fugas por la válvula de seguridad de los termos eléctricos, para eliminar esta posibilidad se interpone en la instalación de la tubería general del agua fría una válvula reductora de presión.

- Debes revisar tu factura de agua para que el consumo sea el que tienes normalmente, si de pronto sube mucho es que puedes tener una fuga de agua.

- Deben de tener localizada la llave de corte general del agua todos los miembros de la familia, para en caso necesario poder cortar rápidamente el suministro y de esta forma evitar daños mayores.

2. Desagüe muy lento

El paso del agua por la tubería de desagüe del lavabo o del fregadero es una tarea sencilla, depende del atasco, pero no hay que ser muy hábil para solucionar la mayoría de los atascos. El desagüe es para el agua y a veces se olvida y cae materia solida por el sumidero, eso es lo que provoca los desagües lentos, una forma de evitarlo es utilizar rejillas para que atrapen esos residuos, evitando su caída y que queden retenidos en el sifón.

La principal función del sifón es evitar olores, creando un cierre hidráulico de agua por el que no pueden subir olores de la propia tubería de desagüe, pero es frecuente que en el sifón queden restos sólidos de alimentos que caen con el agua y provocan el atasco.

Un sifón típico en las cocinas es el de vaso, para limpiarlo coloca un cubo vacío debajo para poder recoger el agua que va a caer. La parte inferior del sifón se desenrosca y sacas los restos que haya dentro, y lo vuelves a enroscar con la precaución de que la junta de unión quede totalmente estanca. Esto soluciona la mayoría de los desagües lentos.

Otro método son los desatascadores químicos, para el uso de estos debes seguir fielmente las indicaciones del fabricante.

Otra solución es optar por el desatascador de ventosa, que cumple la función de desatrancar el desagüe por la presión generada por la fuerza manual que se ejerce sobre él. Es un gran utensilio que deberíamos de tener todos en casa.

3. Desagüe atascado

En ocasiones el atasco es total y se produce en el bote sifónico, que es un elemento de la red de desagüe de las cocinas y de los baños en el que entroncan los desagües del fregadero y de los aparatos sanitarios. Estas aguas proceden del fregadero, lavadora y lavavajillas, y del lavabo, bidé, bañera y plato de ducha, para terminar evacuando a través de la bajante general, y tiene un cierre hidráulico que evita el paso de olores.

Para saber dónde se encuentra en nuestra cocina o baño, tan solo debes de localizar una placa circular de acero inoxidable que tiene la noble función de embellecedor, y que está al nivel del piso terminado de la cocina y baño.

En caso de inundaciones según la normativa, el bote sifónico debe llevar incorporada una válvula de retención, aunque en los actuales puede que no se incluya. Para que los malos olores no retornen por las tuberías siempre debe tener agua, porque esto es lo que hace de cierre hidráulico, por lo tanto en épocas de calor hay que controlar que no esté seco echándole agua.

4. Atasco en la lavadora o lavavajillas

Un atasco en el desagüe de estos aparatos se ocasiona normalmente por el abuso del detergente, hay una parte del mismo que no se disuelve quedando sedimentado en la goma del desagüe y en la tubería que lo conecta con la bajante, esta sedimentación va aumentando al unirse a la misma los restos de filamentos de la ropa al lavarla, hasta lograr taponar por completo el desagüe. 

El síntoma típico de esta avería es que al producirse el vaciado del aparato el agua rebosa por el fregadero o queda  estancada en el tambor de la lavadora. Por ello tienes que pensar que no por utilizar más detergente la ropa va a quedar más limpia, se lava perfectamente si se usa un poco menos de lo que te aconseja el fabricante del jabón. Hay otra causa pero es menos frecuente, y consiste que el atasco se produzca por objetos que vengan del tambor y que quedan depositados en el tubo que va desde el tambor hasta el filtro, o acaban retenidos en el propio filtro.

5. Humedad en el suelo y paredes

Eliminar la humedad en el suelo y paredes es una tarea que debemos acometer nada más manifestarse. Las humedades en paredes y techos se ven más frecuentemente, pero lo cierto es que el suelo también tiene humedades y puede ser el síntoma de una patología que se transforme en algo grave para la estructura del edificio si no se actúa.

La aparición de la humedad en el suelo depende del detalle constructivo de como se haya ejecutado la solera del mismo, de los materiales que lo compongan, y del tipo de terreno sobre el que se ha cimentado el edificio. La humedad por capilaridad o por infiltración que afecta a suelos, y por extensión también a muros y paredes, puede acabar afectando con el paso del tiempo a la propia cimentación y a los pilares de tu casa.

Por ello si ves que se ha ahuecado una baldosa en el suelo o que la pintura de las paredes se ahueca, es que tienes humedad filtrándose por el suelo. Esto puede pasar porque tu casa esté construida en una zona con un nivel freático alto, lo cual tenía que haber sido previsto por el arquitecto que diseñó la casa, o porque algún colector del saneamiento que está enterrado a nivel de la cimentación se ha roto. Esto no es achacable a nadie, ya que los propios movimientos naturales del terreno, los pequeños seísmos y el asentamiento de la cimentación pueden ocasionarlos, por ello es vital que un fontanero localice la causa de la humedad para repararla. A veces es preciso demoler el suelo ejecutando una zanja para acceder al colector dañado y reponerlo, así como el relleno de tierra existente por una que esté seca.

6. Tipos de tuberías para agua fría o caliente

Actualmente  existen tuberías de plástico que han sustituido a las de hormigón o fibrocemento en los colectores del saneamiento enterrado y a las de cobre de toda la vida. Entre los distintos tipos de tuberías de plástico están a saber:

- Las que han sido fabricadas con PVC y son utilizadas para suministrar y drenar agua, es un material que no es apto para contener líquidos a temperaturas muy altas.

- Las tuberías de Policloruro de vinilo clorado conocidas como CPVC, son útiles para la conducción de líquidos con  temperaturas muy altas, por lo que las puedes utilizar tanto para suministrar agua fría como agua caliente. La diversidad de usos que puedes dar a este tipo de tubería es amplio ya que su diámetro es similar al de las tuberías de cobre.

- Las tuberías de polietileno reticulado, conocidas como PEX, soportan temperaturas muy altas y puedes usarlas en calderas y en sistemas termoeléctricos. 

- El último tipo de tubería de plástico es la Tubería Polypipe, el espesor de su pared es grueso y es de color negro, y la puedes usar para transportar agua a alta presión, por lo cual está indicada para la red de suministro de agua en tu casa.

Need help with your home project?
Get in touch!

Discover home inspiration!