modern Living room by Arqbox

10 propuestas geniales para el color de la pared de detrás del sofá

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Hablar de salones es hablar de sofás, una de esas piezas del mobiliario sin  cuya presencia, la composición de esta estancia de la casa resulta inconcebible. Sin embargo, la ubicación del mismo puede variar, dándole más o menos protagonismo, en función de las necesidades. Así, puedes utilizar el sofá como elemento divisor de espacios o, sencillamente, colocarlo pegado a la pared. En cualquiera  de los casos, su altura dejará a la vista parte del muro de la estancia y habrás de decidir si apuestas por darle protagonismo al mobiliario, a través del empleo de colores claros en las paredes o, por el contrario, te decides a hacer de ellas puntos focales dentro del conjunto teniendo en cuenta, por ejemplo, que los colores fuertes son una decisión arriesgada de la que, más tarde o más temprano, puedes llegar a cansarte.

Sea cual sea la decisión que tomes, recuerda que lo fundamental es que, la suma de unos y otros, se traduzca en la creación de una atmósfera armoniosa y acogedora. ¿Quieres conocer algunos ejemplos? En este libro de ideas recopilamos para tu 10 propuestas geniales para el color de la pared de detrás del sofá. 

1. Tonos neutros y elementos decorativos

El equilibrio reina en esta composición que basa el éxito de su decoración en una cuidada selección de tonos neutros y grises. Este último traslada un toque de elegancia inconfundible a una escena en la que, la claridad del sofá y la armonía con el color de la pared, se completa con los patrones y tonos elegidos en los cojines y el cuadro que hace las veces de punto focal. La frescura llega a través de la presencia de las flores, un detalle al que se suma una cuidada iluminación que aporta movimiento al conjunto. 

2. Tonos pastel

Los tonos pastel tienen la capacidad de conferir a los espacios cierto halo de romanticismo. El uso, en este caso, no se limita a una única pared sino que recorre cada uno de los muros de este salón creando una atmósfera de aires bohemios y estética rústica. La paleta elegida encaja a la perfección con un interior que apuesta por dejar las vigas de madera a la vista y combinarlas con piezas del mobiliario que no hacen sino añadir calidez y encanto al diseño. 

3. Azul claro

Este salón tiene una estética a medio camino entre el ambiente nórdico y la tendencia vintage. El azul claro viste la pared de detrás del salón, un color poco frecuente en este tipo de estancias que, sin embargo, combina de un modo muy acertado con el tono claro del suelo, creando un conjunto fresco y equilibrado bañado de luz natural. El contrapunto a la escena lo añaden las sillas, el sillón y las patas de la mesa en tonos ocre, un recuro decorativo que imprime carácter. 

4. En movimiento

La paleta cromática de azul ofrece innumerables posibilidades pero, además, la pared de detrás del sofá de este salón tiene una característica muy particular. El entramado inspirado en la vegetación tropical genera movimiento, un rasgo que suma encanto a una escena en la que, el azul de este muro contrasta con los tonos claros del sofá y el resto de las paredes. De nuevo, la luz natural que penetra a través de los grandes ventanales y la elección cuidada de los accesorios, completa una propuesta divertida y acogedora a partes iguales.

5. Matices llenos de encanto

Jugar con los contrastes es algo habitual a la hora de decorar el salón centrando la atención en elementos como paredes y mobiliario. Sin embargo, es posible crear diseños extremadamente atractivos en los que, la sutileza, es la clave de éxito. Este proyecto es un buen ejemplo de ello: un conjunto que apuesta por una degradación del rosa al gris en paredes, sofás y suelo, ofreciendo un conjunto de matices que, en suma, sirven para componer una escena de elegancia y calidez incontestables. 

6. Líneas verticales

No todo es una cuestión de color. A la hora de decantarte por una decoración u otra para la pared de detrás del sofá o el conjunto del salón, existen otras alternativas que puedes explorar. Fíjate, por ejemplo, en este diseño de rayas verticales. La propuesta denota una gran elegancia y, gracias a la sutileza de los tonos elegidos, la estética no resulta nada estresante. Las tonalidades de las paredes reproducen las empleadas en el resto de la decoración dando vida a un espacio acogedor y sofisticado.

7. Violeta y lila

Relajante, sutil y de gran sensibilidad, estas son algunas de las características con las que se asocia el violeta, un color que representa la unión de los contrarios y que, pese a no ser muy habitual en el diseño de salones, es capaz de dotar a estas estancias de una personalidad muy singular. En este salón se combina con el lila, no solo de la pared de detrás del propio sofá, sino en el resto de los muros. El resultado es un espacio armónico, elegante y distinguido. 

8. Una apuesta atemporal

Elegir un color u otro para la pared de detrás del sofá implica ciertos riesgos. El más acuciante es que, un color demasiado fuerte o poco común puede tener un efecto arrollador aunque también hacer que te canses antes de tu elección. Si quieres una apuesta segura, el blanco es un tono capaz de vestir ambientes de cualquier estilo, además de aportar luminosidad a las estancias. Para darle un toque de originalidad, bastará que lo combines con los accesorios apropiados o incluyas, por ejemplo, algún vinilo decorativo. 

9. Los colores fuertes

Como ya hemos comentado, cualquier color es susceptible de convertirse en protagonista de las paredes de tu salón. En el caso de los tonos fuertes, su éxito radicará en su capacidad para crear espacios con mucho carácter aunque nuestra recomendación es que lo compenses con una buena iluminación o un mobiliario en tonos claros para equilibrar el conjunto. Recuerda que de la elección cromática que hagas para tus paredes dependerá, en buena medida, la estética del conjunto.

10. Extravagante

¿Aburrido de las propuestas tradicionales? ¿Cansado de la sencillez de los colores? Si buscas una decoración diferente para llenar de color las paredes de tu salón o, dar un aspecto muy característico al muro tras el sofá, esta idea te resultará muy inspiradora. Se trata de apostar por un diseño original y divertido que, a buen seguro, no dejará indiferente a nadie. Eso sí, si te atreves con una propuesta como esta, limítala a una única pared ya que, de lo contrario, puedes generar un efecto demasiado extravagante.

Y ahora que ya tenemos claras algunas de las propuestas para tus paredes ¿vamos a por el sofá? Sigue leyendo: ¿Qué color elegimos para el sofá?

modern Houses by Casas inHAUS

Need help with your home project? Get in touch!

Request free consultation

Discover home inspiration!